Pastelería: Sacha

Club do Gourmet

Sacha, que significa Alejandro en ruso, debe su nombre a Alejandro Barrenetxe, conocido así por parte de sus amigos. Motivado por la pastelería francesa, fundó la primera  Sacha en San Sebastián, en 1927. Esta ciudad le inspiró asimismo para el logo de la marca. Aterrizó en Barcelona en la década de los 40, inaugurando la primera tienda en la confluencia Aribau con Diagonal. La família Barrenetxe se ha mantenido siempre al frente de Sacha poniendo especial esmero en mantener la tradición de elaborar y hornear cada día sus productos, usando siempre materias primas de primera calidad para satisfacer los más exigentes paladares.